martes, 18 de octubre de 2011

Entrevista a Nilda Eloy, de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos

SoB: ¿Nos contás en qué consiste el juicio al llamado “Circuito Camps”.

Nilda Eloy: Esta causa, la llamada eufemísticamente “Circuito Camps”, la pudimos abrir en el 2001, cuando todavía estaban vigentes las “leyes de impunidad”. Esto fue posible con los trabajos de recopilación de datos que hicimos en la Asociación de Ex-Detenidos Desaparecidos. Es decir, hace ya 10 años. En particular lo que logramos ese año fue la causa por homicidios ocurridos en la Comisaría 5°, que es parte del denominado “Circuito Camps”. Esto tomó impulso en el 2003 cuando caen la leyes de impunidad y en el 2004 comienzan las indagatorias, a Etchecolatz, a Campos, a varios de los que están en el juicio hoy. Se hace un recorte de las indagatorias y se eleva, y se deja una “causa residual”.

SoB: ¿Qué es una causa residual?

NE: Eso es lo que hacen con las causas, toman una pequeña cantidad de imputados, los indagan y los procesan. En general siempre cadena de mandos, y un parcial de los compañeros que han pasado por alguno de los centros de detención. Con eso arman un paquetito y lo elevan a juicio, como para decir que las causas avanzan. Pero siempre va quedando un residual de acusados sin juzgar. Entonces esta causa de la Comisaría 5° tomó el nombre de “Causa 2”. Cuando se elevó sin haberse indagado ni procesado, tomó el número de causa 117. Pero como nunca se eleva todo el conjunto quedó un residual otra vez, que es la causa 208. A esto se le sumó la causa de la Brigada de Investigaciones y del Pozo de Arana. Y ahora en primera instancia logramos que estas tres causas se manejen todas juntas, que es una forma de ver la realidad, porque evidentemente la Comisaría 5°, Brigada y Arana… forman parte no sólo del Circuito Camps, sino de un único circuito donde, se verá cuando declaren los compañeros, ellos eran secuestrados, de ahí eran llevados a la Brigada (La Plata), de ahí a Arana y después a la Comisaría 5° como centro de depósito. La inmensa mayoría de los casos que vamos a ver en el juicio van a hacer este recorrido.
A esto se le agregan otros pedacitos de dos centros de detención, como son Puesto Vasco y Cot. 1 Martínez. Y se le suman algunas cosas sueltas: la Brigada de San Justo, donde se enjuicia a un solo represor, en este caso a Bergés. Un caso de apropiación fuera de estos centros, que es la de Pedro Nadal. Eso es el total.
Lo que hemos conseguido, y que es todo un logro, es que el tribunal oral aceptara unificar todas estas partes que se habían ido elevando y hacer un solo juicio por todo esto. ¿Es lo que a nosotros nos conviene, es el juicio que queremos? No. Nosotros queremos juicios que tengan que ver con la realidad de lo sucedido, entonces, lo que pretendemos es juicios por centros clandestinos de detención, por todos los compañeros que pasaron por ahí y a todos los genocidas de cada uno. Es iluso pensar que 26 represores manejaron todo el Circuito Camps. Y lo que es absurdo pensar es que por todo el Circuito Camps pasaron sólo 283 compañeros.

SoB: ¿Y la realidad es que cuántos pasaron?

NE: Son miles, no hay un número exacto. Dada la diferencia de funcionamiento y el tiempo de duración. Por ejemplo en Arana se encontraron 10.000 restos humanos. El número es muchísimo más alto que 283 que son este juicio.
Este juicio tiene además otros temas. En primer lugar, se va a tratar el caso de los compañeros de “Casa 30”, en donde fue desaparecida y apropiada Clara Anahí Mariani. Y después empezaremos con toda la otra parte que mencioné antes, que se divide en dos etapas. Una que es este mini-circuito: Brigada-Arana-Comisaría 5°. Este juicio se podría conocer de muchas maneras. Yo creo que como nombre se le podría poner, por la cantidad de casos, “El Juicio de la FULP (Federación Universitaria de La Plata) o de la Universidad de La Plata”, porque mas del 60% de los casos de esta, la primera etapa, está directamente relacionada con la Universidad. Ya sea por compañeros estudiantes, docentes y no-docentes. Pero lo que unifica es su pertenencia a la UNLP. La FULP es querellante, y lo mejor sería que los compañeros entendieran que los 100 años de existencia de la FULP es hacerse cargo de su propia historia, hacerse responsable que dentro de esos 100 años de historia esta Universidad fue salvajemente reprimida. Este año tiene que ser su lugar de lucha. Yo sé que en lo cotidiano puede haber cosas muy importantes, pero hay cosas que van más allá de lo cotidiano y del día a día, cosas que nos hacen a todos partícipes de la historia, y cómo defendemos no sólo pedir por las cosas del bien común sino por nuestra propia dignidad. Sería todo un ejemplo y una respuesta frente a aquéllos que pretenden ir cerrando los juicios con dos o tres viejos presos, que la FULP hiciera una marca importante de presencia en este juicio.
Más adelante, calculo que el año viene, cuado entremos en la segundo etapa, este juicio va a ser muy intrincado políticamente. Porque se va tocar el tema de Papel Prensa cuando declaren los Graiver, Timerman, etc; en donde el gobierno tiene intereses muy puestos. Y van a tratar mostrar sólo ese lado, pero en Puesto Vasco no hubo sólo empresarios, también hubo compañeros que fueron torturados allí ¡y que no tenían ninguna empresa! Ante esta operación, reinvindicar la militancia de los compañeros dando un mensaje muy fuerte en la Ciudad, sería importantísimo. Responder como los hicimos el último 18 de septiembre en la marcha por Julio Lopez… eso sí que fue toda una respuesta!

SoB: ¿Qué lectura política haces de la última marcha por López?

NE: Lo que te muestra la marcha de López, con la cantidad de gente que participa, es la falta de respuesta “del otro lado”. No tienen cómo “operar” sobre este reclamo, como sí lo hace con el reclamo por los compañeros de la Noche de los Lápices, intentando hacer una marcha paralela con la Juventud Sindical y La Cámpora. Pero el 18 acá en La Plata la gente se mueve, es un reclamo muy sentido. Y eso mismo tendríamos que hacer en este juicio. No estoy diciendo algo que es imposible. Eso mismo se hizo con el juicio a Etchecolatz.

SoB: Vos decías que se va juzgar por el asesinato de compañeros de la Universidad. ¿Sabés de qué organizaciones políticas formaban parte?
NE: Hay de todas las organizaciones. Lo que tiene el Circuito Camps es que es poco específico, no es ni Campo de Mayo ni la ESMA. Acá había de todo: Montoneros, Peronismo de Base, Partido Revolucionario de los Obreros Argentinos, PCML, ERP y tantas otras.

SoB: ¿Querés agregar algo más?

NE: Una de las cosas para resaltar es que los primeros testimonios del juicio van a ser los de Jorge Julio López y Adriana Calvo. Fue todo un logro que el tribunal aceptara un testimonio por “exhibición”. Es decir, que se pase la grabación por una TV de los testimonios de estos compañeros en juicios anteriores. Julio López debería ser testigo en esta causa. Su desaparición es un hecho de impunidad que genera más impunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada