martes, 28 de mayo de 2013

JUSTICIA YA! La Plata, ante la captura del genocida Juan Miguel Wolk, Jefe del Pozo de Banfield

 Juan Miguel Wolk. Fue Comisario Inspector de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Por lo menos entre 1976 y 1979 actuó en prácticamente todas las divisiones policiales que funcionaron con sede en el edificio del “Pozo de Banfield”: Jefe de la División Delitos contra la Propiedad, Director de la Dirección de Investigaciones y de la la Dirección de Seguridad, Zona Metropolitana. Fue además Subdirector y Jefe de Plana Mayor de la Dirección General de Investigaciones y pasó brevemente por la Unidad Regional de Tigre.

  Este genocida es responsable por las hechos ocurridos a 292 víctimas entre las cuales 116 se encuentran desaparecidas, 137 fueron liberadas, 14 fueron asesinadas y 16 se desconoce su destino y de 9 niños nacidos en cautiverio. Además de esas víctimas identificadas con nombre y apellido, se agregan los datos incompletos de 60 víctimas y los nombres completos de 24 mujeres que estuvieron embarazadas en el Pozo o parieron allí, siendo una de ellas, nuestra compañera Adriana Calvo fallecida en diciembre del 2010. De esas 24 mujeres, 17 tuvieron a su bebé y todavía 8 continúan desaparecidos.

Gracias a la impunidad y a los nulos controles por parte de la justicia a las prisiones domiciliarias, un año atrás el genocida Wolk se fugó de su domicilio, donde cumplía arresto en la ciudad de Mar del Plata, Tras mantenerse un año prófugo hace unos días fue capturado por la Gendarmería y traslado a Marcos Paz.

Este caso demuestra una vez más la impunidad con la que se mueven los genocidas, Wolk fue “recapturado” en Mar del Plata, la misma ciudad donde estuvo prófugo durante un año, no solo esto, sino que fue “encontrado” en la casa de su hermano. No debemos olvidar, que ya existía la complicidad por parte de su familia: su hija, María Luján Wolk, policía, terminó procesada por el delito de “favorecimiento de la evasión y encubrimiento” de la prisión de su padre. Esta escandalosa situación sólo puede ser explicada entendiendo la impunidad y la complicidad de la justicia y de las fuerzas represivas. ¿A nadie se le ocurrió investigar a la familia? ¿Hacer allanamientos en los domicilios de los parientes? ¿Intervenir los teléfonos? ¿Investigar las relaciones que mantiene con los demás genocidas?

Desde los organismos de DDHH, hemos denunciado reiteradas veces que los genocidas no deben estar en prisión domiciliaria sino en cárceles comunes y que la inteligencia debe estar destinada a controlar sus movimientos y no los de los compañeros que luchan contra la impunidad de ayer y de hoy.

 EXIGIMOS CARCEL COMUN Y EFECTIVA  A TODOS LOS GENOCIDAS
JUICIO A TODOS LOS GENOCIDAS POR TODOS LOS COMPAÑEROS
30000 compañeros detenidos desaparecidos PRESENTES!!

La Plata, 25 de mayo de 2013
JUSTICIA YA LA PLATA

 Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD); Asociación de Profesionales en Lucha (APEL), Central de Trabajadores Argentinos (CTA) La Plata-Ensenada.; Centro por los Derechos Humanos Hermanos Zaragoza; Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH); Colectivo de Abogados La Ciega;Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH); HIJOS La Plata; Unión por los Derechos Humanos,

 Teléfonos de contacto:
Nilda Eloy (AEDD): (0221) 15-586-5035
María Laura Bretal (Unión por los Derechos Humanos): (0221) 15 558 0751

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada