viernes, 6 de julio de 2012

Dictan prisión preventiva a un policía involucrado en la causa por la apropiación de Clara Anahí

Está acusado por los homicidios cometidos durante el ataque a la casa Mariani Teruggi en 1976 y del robo de la nieta de Chicha Mariani. Había reconocido su participación en el hecho.

En la calle 30 N° 1134 (entre 55 y 56) de La Plata vivió la familia Mariani-Teruggi

El ex policía Cecilio Reynaldo Gómez fue procesado con prisión preventiva por la justicia federal platense en el marco de la causa que investiga los homicidios cometidos contra cinco personas y por la apropiación de la bebé Clara Anahí Mariani, ocurrido en el mismo ataque conjunto contra la vivienda del matrimonio Mariani Teruggi en plena dictadura, en 1976.

La medida fue dispuesta por el titular del Juzgado Federal Nº3, Arnaldo Corazza, quien además impuso un embargo de 300.000 pesos al ex policía, quien quedó involucrado en la causa 208, un desprendimiento del expediente que está siendo juzgado en el juicio por el Circuito Camps, que investiga hechos cometidos en los centros clandestinos que funcionaron en la Brigada de Investigaciones, Arana y comisaría Quinta.

Gómez había sido detenido por efectivos de la Policía Bonaerense en su casa de Berazategui a mediados del mes pasado, y el mismo día el magistrado lo indagó y lo procesó por su participación en el ataque a la casa de calle 30 entre 55 y 56, cometido el 24 de noviembre de 1976, donde fue asesinada la dueña de casa, Diana Teruggi, otros cuatro compañeros de militancia, y robada su hija, Clara, a quien su abuela Chicha Mariani todavía busca.

El 16 de junio de 1999, Gómez declaró ante la Cámara Federal de La Plata en el Juicio por la Verdad, donde reconoció haber participado del ataque. El policía dijo que ese día estuvo en el lugar del ex jefe de la Policía, Ramón Camps, y su Director de Investigaciones, Miguel Angel Etchecolatz.

En esa audiencia Gómez declaró haber estado sobre el techo de una casa vecina junto con el ex suboficial Néstor Busatto, quien resultó herido, y Osvaldo Sconza, quien falleció en el cruce de disparos con los militantes peronistas que se defendían del ataque desde dentro de la casa.

El ex policía dijo que tenían la orden de ingresar a la vivienda, pero que al ser alcanzados por los disparos, sus compañeros cayeron dentro de una habitación de la casa vecina. Además, dijo que él también había sido herido.

En el Juicio por la Verdad, tanto Gómez como Busatto negaron haber escuchado llantos de la bebé Clara Anahí o saber qué pasó con ella. Los dos recordaron que en noviembre de 1977, Camps les dio un "reconocimiento" por ser "heridos en servicio".
Por Pablo Roesler - pabloroesler@gmail.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada