lunes, 13 de febrero de 2012

El relato de la búsqueda desesperada

Declararon los hermanos del desaparecido José Darío Aleksoski, y el ex detenido Diego Gallardo. Negaron la detención de un ex policía que admitió la versión de los sobrevivientes.

Diego Gallardo, estuvo secuestrado en la Brigada de Investigaciones
En la segunda jornada del juicio por los crímenes cometidos en los centros clandestinos del Circuito Camps, el Tribunal rechazó el pedido de detención por falso testimonio de un ex efectivo de la Comisaría Quinta, quien el lunes había empezado a autoincriminarse; y declararon Lázaro y Zivana Aleksoski, hermanos de José Darío, un estudiante de Arquitectura desaparecido; y Diego Gallardo, sobreviviente del Centro Clandestino de Detención Brigada de Investigaciones. También aportaron sus testimonios los ex detenidos desaparecidos de Arana, Félix Villarreal y Ricardo López Martín.

En el inicio de la audiencia tuvo continuidad el contrapunto que se había generado el lunes, cuando declaró Omar Piacentini, un ex policía de la comisaría Quinta, que admitió parte de los hechos denunciados por los sobrevivientes. Por eso, la defensa de los acusados pidió en bloque la anulación del testimonio, lo que se resolverá en las próximas horas. En esa jornada, también hubo un pedido de detención falso testimonio que ayer fue negado por el Tribunal.

Ayer, en primer término declaró el bahiense Lázaro Aleksoski, quien recordó las circunstancias que rodearon la desaparición de su hermano, quien en ese momento estaba haciendo el servicio militar en el Regimiento de Granaderos a Caballo. El hombre recordó la comunicación telefónica de su cuñada notificándolo de que al joven de 21 años lo habían declarado desertor y que nada sabía de él.

El siguiente tramo lo dedicó a recordar el peregrinar por despachos e iglesias intentando dar con el paradero de José Darío. En ese camino recordó que se puso en contacto con el hermano de otro desparecido, de apellido Campos, quien también era granadero.

El nombre del Monseñor Emilio Teodoro Grasselli apareció en el testimonio. “Prometió ayudar y confirmó que estaba detenido en la Comisaría Quinta”, dijo Aleksoski.

También detalló que logró reconstruir el paso de su hermano por el Cuerpo de Caballería (1 y 60), y que tuvo contactos policiales que le confirmaron el secuestro y le aportaron algunos apellidos de quienes presuntamente participaron el operativo: Ríos, Reuda y Arana.

Según ese relato, a José Darío Aleksoski los secuestraron en la calle, cuando había sido enviado a realizar un trámite a una dirección inexistente. Siempre según esa versión, lo acusaban, junto a otros dos soldados, de ser los autores de una pintada a favor del ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo), brazo armado del PRT (Partido Revolucionario de los Trabajadores).

Su hermana Zivana, menor que Lázaro, confirmó el relato de éste y recordó a José Darío con una mirada más cotidiana: habló de su belleza y de lo bien que le quedaba su uniforme de granadero.

El sobreviviente. Diego Gallardo, el tercer testigo, es un platense sobreviviente de la Brigada de Investigaciones, y primo de la desaparecida Gabriela Carriquiriborde, quien estaba embarazada a la hora de su secuestro.

Recordó que lo arrancaron de su casa de 14 entre 59 y 60 junto a su madre y que permaneció detenido clandestinamente 42 días en la Brigada, que funcionaba en 55 entre 13 y 14.

Habló también del momento en que fue liberado, junto a Ricardo Pellegrini, un amigo que también había sido secuestrado, en el Bosque, detrás de la cancha de Estudiantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada