miércoles, 15 de febrero de 2012

La iglesia junto a los represores y dando asistencia espiritual

En la audiencia también declaró César Mora, hermano del santacruceño Juan Carlos Mora, un estudiante de medicina y militante de la Juventud Universitaria Peronista (JUP) quien fue secuestrado junto con su esposa, una joven de 18 años embarazada de tres meses, Silvia Amanda González, cuyos cuerpos fueron identificados recientemente por el Equipo Argentino de Antropología Forense.

Mora contó al Tribunal que su hermano fue secuestrado el 1 de diciembre de 1976 y que fue la dueña de una pensión de 15, entre 49 y 50, donde Juan Carlos vivía con su esposa, quien le avisó que habían sido secuestrados.

El testigo dijo que su familia comenzó a buscar al matrimonio y que gracias a un párroco de Tierra del Fuego lograron entrevistarse con el obispo auxiliar de La Plata, monseñor Mario Pichi, quien les confirmó que estaban vivos.

Según recordó, “en una reunión con mi padre Pichi le dice: ‘están vivos, están con asistencia espiritual’. En esa reunión estuvo mi padre César Mora y mi esposa Diana Portobelo”.

El testigo dijo que por sobrevivientes supo que su hermano y su cuñada estuvieron en cautiverio en la comisaría Quinta y remarcó la sospecha de que la mujer pudo ser madre en cautiverio.

“Un amigo de Juan, que lo vio antes del secuestro, contó que él le dijo que estaba preocupado por el embarazo de Silvia”, contó Mora.

Silvia estaba embarazada se tres meses al momento del secuestro y sospechan que pudo dar a luz entre mayo y junio del año siguiente, fechas que coincidirían con el de la muerte de la mujer.

El matrimonio nunca más fue visto con vida. Pero sus cuerpos fueron identificados por el EAAF recientemente.

“El cuerpo de Silvia apareció en 2009 y fue identificado en el cementerio de Avellaneda”, contó Mora. También resaltó que “había sido salvajemente masacrada” y que los forenses estimaron la fecha de su asesinato en junio de 1977.

Juan Carlos fue identificado en 2011 en el cementerio de San Martín. Fue asesinado en febrero de 1977.

Marta Susana Abachian tenía 13 años cuando la dictadura secuestró a su hermano Juan Carlos al salir de su trabajo en un taller de chapa y pintura. Fue el 27 de diciembre de 1976. Desde ese día no vió más a su hermano y sólo supo por una sobreviviente que estuvo detenido en Arana y por otro que fue mantenido cautivo en la comisaría Quinta.

La mujer contó que su hermano había dejado Mar del Plata para instalarse con su mujer Mercedes Layarte y su hija Rosario en una casa de calle 7 Nº 779 de La Plata.

Ese día de finales de 1976 fue el suegro de Juan Carlos quien avisó a la familia que había sido secuestrado al salir del trabajo.

“Lo detienen al salir del trabajo y lo llevan para la casa. Pero cuando llegan él le dice a la mujer que se escape porque lo habían detenido. Ella logra escapar, pero a partir de ahí no sabemos más nada de él”, recordó Abachian.

La testigo recordó que su hermano tenía 26 años, trabajaba en un taller y estudiaba abogacía en la Universidad Católica de Mar del Plata y en la UNLP. Y contó que “militaba en la Juventud Peronista”.

A su turno, el testigo José Miguel Lancilotta recordó el secuestro de los arquitectos Guillermo Sobral y Pacífico Díaz, con quienes compartía un estudio, ambos militantes peronistas.

En la audiencia, Lanzilotta remarcó que Sobral fue secuestrado con su esposa Elsa Cicero, quien estaba embarazada de tres meses, dato que le confirmó Mariana Sobral, hija del matrimonio que tenía 12 años cuando secuestraron a sus padres.

Sobral, Cicero y Díaz permanecen desaparecidos. Lanzilotta se exilió en Paraguay y luego en San Pablo, Brasil, donde vivió siete años.

Además, en la audiencia un vecino del destacamento de Arana recordó cuando funcionó allí un centro clandestino de detención. Luego, el juicio ingresó en un cuarto intermedio hasta el 5 de marzo.

En la audiencia también declaró Elena Rodas, hija de Norberto Rodas Valenzuela, secuestrado el 31 de octubre de 1976 y compañero de militancia de Julio López.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada