martes, 13 de noviembre de 2012

Continuó el alegato de la Fiscalía

Detallaron delitos de lesa humanidad cometidos.

Tormentos con picanas, torturas a embarazadas que deben parir maniatadas, "submarinos seco" y golpes con cachiporras fueron algunos de los horrores sufridos por más de 200 personas secuestradas y detenidas en algunos de los centros clandestinos de detención del Circuito Camps durante la última dictaduras militar.

Así lo relató la fiscalía durante su alegato en el juicio que el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata sigue a 23 represores de la última dictadura, entre ellos Miguel Etchecolatz, el médico policial Jorge Bergés y el civil, ex ministro de Gobierno de facto, Jaime Smart.

La fiscalía, que comenzó a alegar el martes pasado, continuó hoy con un breve detalle de las víctimas que estuvieron detenidas y secuestradas en los centros clandestinos que integran el Circuito Camps.

Entre las historias oídas estuvieron la del cautiverio de Jorge Julio López, el albañil desaparecido en septiembre de 2006, cuando se aprestaba a asistir al alegato del juicio a Miguel Etchecolatz, donde el represor fue condenado a reclusión perpetua.

"Juan Carlos Arrázola, torturado ferozmente en la comisaría 5ta de La plata, atado con alambre y tirado como un matambre contra la puerta. Permanece desaparecido", leyó el fiscal Hernán Shapiro, entre otros casos.

Más adelante, "Adriana Calvo, embarazada de 6 meses, torturada con picana; Cristina Gil, vendada, maniatada, sufrió golpes y manoseos; Archenti, Adriana, sufrió golpes, torturas con picana y submarino seco; Hauché, Susana, fue torturada en la comisaría 5ta durante 10 días, le faltaba cabello en la parte de arriba de la cabeza debido a los golpes recibidos".

"Marlene Kleger Krug, estudiante de medicina, de nacionalidad paraguaya, tenía golpes de bayoneta. Nilda Eloy declaró que la habían crucificado, tenía huellas de la crucifixión en manos y pies", continuó enumerando el fiscal.

Shapiro detalló las torturas infligidas a Eduardo Kirilovsky "castigado especialmente por ser judío y comunista" o el caso de José David Aleksoski, cuya familia inició gestiones ante Monseñor Graselli para hallarlo y éste les dijo que "José estaba en el cielo y no podía darles el cuerpo".

"Spina de Cena, Nora, embarazada de 9 meses, dio a luz a una nena esposada al radiador de la comisaría 5ta de La Plata y le dijeron que a la beba la iban a entregar a la Casa Cuna, la obligaron a limpiar todo y le sacaron a la beba", siguió relatando el alegato fiscal.

También se oyó lo padecido por Analía Maffeo, detenida en el Destacamento de Arana y la comisaría 5ta de La Plata, quien había recibido quemaduras de cigarrillos en los pies y vio al capellán Christian Von Wernich "a quien le pidió una Biblia y éste le dijo que no se la daría porque era comunista".

O la historia de Inés Ortega de Fossatti, que se encuentra desaparecida y también dio a luz en la comisaría 5ta de La Plata "sobre la mesa de la cocina y fue atendida por Jorge Bergés.

El fiscal también detalló el padecimiento de Mónica Santucho, de apenas 14 años, secuestrada junto a sus padres, violada y torturada en la comisaría 5ta de La Plata.

El alegato fue seguido con displicencia y gestos imperturbables por la mayoría de los represores, entre ellos Miguel Etchecolatz, quienes ni siquiera intercambiaban palabras entre sí.

El médico policial Jorge Bergés y Eros Tarela estuvieron no concurrieron a la audiencia; en tanto Rodolfo Campos y Luis Patrault, la siguieron por teleconferencia desde su lugar de prisión aunque transcurrida una hora y media de lectura manifestaron "estar cansados" y se retiraron a sus celdas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada