jueves, 26 de abril de 2012

Indagaron a policías, militares y un civil por crimenes de la dictadura

Están imputados en la causa por el centro clandestino que funcionó en la Brigada de Investigaciones de San Justo. Entre ellos hay un civil que fue secretario de Jaime Smart, ministro de gobierno de la dictadura.

Tres policías, dos militares y un civil fueron indagados por la justicia federal de La Plata en el marco de la causa que investiga los delitos cometidos en el centro clandestino de detención que funcionó durante la dictadura en la Brigada de Investigaciones de Policía Bonaerense de San Justo. Uno de los imputados, quienes están detenidos desde marzo pasado, es el ex juez Juan María Torino, quien fuera secretario del Ministro de Gobierno Provincial de la dictadura Jaime Lamont Smart. Los dos integrantes del Ejército también fueron indagados por su presunta participación en el Pozo de Quilmes.

A pedido de los defensores oficiales, el juez federal Nº3 de La Plata amplió la declaración indagatoria al Héctor Horacio Carrera, quien fue señalado como torturador por sobrevivientes, y a los comisarios que estuvieron a cargo de la Brigada, Alejandro Alberto Menichini y Juan Carlos Ojeda. También ampliaron su exposición a Anselmo Palavezzati y Carlos María Romero Pavón, dos militares del Destacamento de Inteligencia 101 del Ejército, y el abogado Torino, ex secretario de Smart.

Los seis imputados fueron detenidos a principios de marzo, cuando el magistrado ordenó la detención de 31 personas acusadas de torturas, secuestros y desapariciones en ese centro clandestino. De todos ellos fueron detenidos 24 –quince ya estaban presos por otras causas por delitos de lesa humanidad y nueve fueron aprendidos por primera vez-, dos habían fallecido y otros cinco permanecen prófugos.

San Justo. La Brigada de Investigaciones de San Justo fue uno de los centros que estuvo bajo el mando de la Policía Bonaerense durante la dictadura, y por allí pasaron, entre miles de prisioneros políticos, los delegados secuestrados en la fábrica automotriz Mercedes Benz.

El expediente está acusado el ex Ministro de Gobierno Provincial durante la dictadura, Jaime Lamont Smart, quien está siendo juzgado en el proceso por el Circuito Camps que se realiza desde septiembre pasado en La Plata. Ahora, se le suma otro civil: el abogado Torino, quien fuera su secretario ministerial.

Torino ingresó a la justicia en la década de los 90. Integró el Tribunal Oral Federal Nº1 y Nº6, del que renunció en 2004, luego de que le fuera iniciada una causa en la que se lo acusaba de mal desempeño por haber actuado con parcialidad en una causa, engañando a su compañero de tribunal respecto de los hechos.

Antes, en 2002 un detenido por narcotráfico lo denunció ante el Consejo de la Magistratura –el caso tuvo difusión a través un documental del programa televisivo Punto Doc-, por haberle pedido 200.000 pesos de coima a su familia para mejorar su situación procesal. Al año siguiente el destituido y condenado juez Hernán Bernasconi denunció que siendo integrante del tribunal que lo juzgaba, Torino le había ofrecido a su defensor cambiar su voto a cambio de esa misma suma de dinero.

Quilmes. Los militares del Destacamento 101, Palavezzati y Romero Pavón, fueron también indagados en la causa por el Pozo de Quilmes, que investiga los crímenes de lesa humanidad cometidos contra 204 víctimas en el centro que funcionó en la brigada de Investigaciones de esa localidad.

El centro comenzó a funcionar antes de la dictadura y en  la causa se investigan los delitos allí cometidos desde 1975 hasta 1979.

La brigada funcionó en esa dependencia policial hasta el 1 de enero de 1977, cuando por los acuerdos “antisubversivos” entre las fuerzas, la Policía lo cedió al Ejército. Sin embargo, el centro clandestino continuó funcionando, ahora como en un marco de máxima ilegalidad y clandestinidad.

Recién en el año 80 el edificio fue devuelto a la Bonaerense, que instaló allí la brigada femenina. Actualmente volvió a sus funciones primigenias: es sede de la DDI Quilmes.
Por Pablo Roesler - pabloroesler@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada